El mercado no ha permitido a los principales suministradores de polietileno de alta densidad materializar los comunicados alcistas emitidos a finales del pasado año, debido a la ausencia de fundamentos consistentes que justifiquen esta medida. Entre los principales argumentos esgrimidos por los proveedores, a fin de aplicar la subida pretendida, destaca la escasa disponibilidad de este compuesto que padecen los mercados circunscritos al Viejo Continente desde hace un año. “Aunque no hayan logrado su objetivo inicial, han conseguido evitar el traslado en las tarifas de enero del abaratamiento registrado por las materias primas a comienzos de 2016”, según ha explicado un distribuidor nacional a ‘El Confidencial Químico’.
En concreto, la cotización acordada para los contratos de etileno en enero quedó establecida en 900 €/Tm., lo que supuso una disminución de 27 €/Tm., en comparación con la cuantía vigente en el mes anterior. “Los fabricantes de polietileno han conservado en 2016 la práctica adquirida el pasado año, consistente en incrementar los beneficios, aludiendo a la escasez de producto que soporta en la actualidad el mercado doméstico vinculado a este polímero”, añade la fuente. De esta forma, las operaciones de polietileno de alta densidad –PEAD- inyección, realizadas en la Península Ibérica bajo la modalidad de contrato, han sido evaluadas en enero en un rango que oscila entre 1.440-1.480 €/Tm., lo que ha constituido una situación que podríamos calificar de rollover, en relación a la cotización acordada en el mes precedente. “Este grado de polietileno es el que más escasea en estos momentos, por lo que sus proveedores han eludido reflejar el abaratamiento de las materias primas”, puntualiza la fuente.
Por su parte, el valor contractual relativo a las adquisiciones de 24 Tms. de PEAD soplado ha presentado la misma tendencia horizontal, permaneciendo intacto dentro de un horquilla comprendida entre 1.460-1.510 €/Tm., para la compra de camiones completos de 24 Tms., incluyendo en la factura los gastos derivados del transporte.
No obstante, se ha observado un notable abaratamiento en los precios ofertados en el mercado spot nacional, con adquisiciones de PEAD inyección y soplado que han disminuido a mediados de mes hasta los 1.380-1.400 €/Tm., lo que ha significado un leve descenso de 10-20 €/Tm., respecto al mes de diciembre. Un comprador ha afirmado a esta revista que dicho movimiento bajista “es pura teoría”, ya que no hay producto en el mercado y “no será hasta los meses de febrero y marzo cuando la Península comience a recibir las partidas de polietileno procedentes del sudeste asiático, debido al decalaje de 6-8 semanas existente entre la realización del pedido y su recepción”.
En otro orden, la cotización correspondiente a las adquisiciones de polietileno de baja densidad –PEBD- ha experimentado una ligera degradación de 20 €/Tm.-, en enero, retrocediendo su importe medio hasta los 1.400-1.420 €/Tm., para todas aquellas operaciones realizadas bajo la modalidad de contrato; mientras que, el valor fijado en el mercado diario para esta poliolefina se ha situado en 1.350-1.380 €/Tm.
Algunos traders que operan en la Península han anunciado descensos de 50 €/Tm., aunque, “dicha ofertas no han cristalizado aún en España”, asevera nuestro interlocutor, “si bien, tenderán a disminuir a corto plazo hasta los 1.300-1.350 €/Tm.”
Asimismo, el valor referente a las partidas de PEBDL buteno ha retrocedido a mediados de enero hasta los 1.320 €/Tm., mientras que los grados hexeno y octeno de este polímero han presentado una deriva similar en sus tarifas, las cuales han disminuido hasta los 1.380-1.400 y 1.430-1.450 €/Tm., respectivamente.
Se estima que el desplome sufrido por la tarifa del barril de petróleo durante las primeras dos semanas del año impacte –si no recupera el valor perdido en la segunda quinceno de enero- en los precios de sus derivados. “De mantenerse el valor del barril de Brent en los niveles actuales, prevemos que el etileno registre una caída próxima los 70-75 €/Tm. en febrero”, según ha informado un experto del sector a ‘El Confidencial Químico’.
Un suministrador ha precisado que los precios del polietileno deben bajar en Europa, ya que los elevados niveles en los que éste se encuentra actualmente están atrayendo el interés de los proveedores extranjeros, “quienes inundarán el mercado de producto entre los meses de febrero y marzo, provocando un considerable desequilibrio en la relación existente entre la oferta y la demanda”, apostilla.