El Gobierno de Navarra y la empresa checa Advanced Materials-JTJ colaborarán en la investigación y el desarrollo de nuevas aplicaciones industriales de la nanopartícula de dióxido de titanio en el sector sanitario, medioambiental o del transporte, entre otros, lo que podría suponer una inversión por parte de la compañía de 4.250.000 euros para la fabricación anual de 5.000.000 de litros del producto y la creación de 100 puestos de trabajo, si los resultados de las pruebas que se practiquen fueran satisfactorios.
A fin de establecer los términos concretos de esta colaboración, el consejero de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, José Javier Esparza, ha firmado un convenio con representantes de la empresa, en el que ha participado asimismo la vicepresidenta primera y consejera de Economía, Hacienda, Industria y Empleo, Lourdes Goicoechea. El dióxido de titanio es un compuesto químico que se utiliza, fundamentalmente, en el sector de los pigmentos por su intenso color blanco, destinándose a tal uso más del 95% de la producción mundial. También se utiliza en otros campos, como colorante industrial, en cosmética, y como catalizador en tratamientos superficiales, industria textil y depuración de agua y aire. En la actualidad, la firma checa desarrolla en la Comunidad foral dos proyectos de investigación basados en la aplicación de productos que contienen la citada nanopartícula: uno con la sociedad pública NILSA, para la depuración de aguas residuales, y otro con el Instituto Navarro de Tecnologías e Infraestructuras Agroalimentarias –INTIA-, para su uso como sustitutivos de fitosanitarios habituales en viñedos. En ambos casos, los resultados se conocerán antes de finales de 2014. En la última década, los avances en nanotecnología han permitido desarrollar nuevos productos con base de dióxido de titanio que han aumentado significativamente su efectividad. Esto ha permitido reducir los costes de sus aplicaciones, posicionándolo de forma muy competitiva en los mercados, sobre todo en sus características como catalizador en el aprovechamiento de la energía solar electroquímica.