Los precios correspondientes a las adquisiciones de ABS (Acrilonitrilo-Butadieno-Estireno) realizadas en los mercados de la Península Ibérica no han acusado el abaratamiento de los costes de producción en enero, conservando así intacta la cuantía acordada entre suministradores y clientes en diciembre. De este modo, los principales fabricantes de este termoplástico técnico han logrado recuperar una parte de los márgenes perdidos en nuestro país, donde el precio medio de sus compras se encuentra en niveles muy inferiores a los observados en el resto de Europa.
En este sentido, las operaciones de ABS efectuadas en nuestro país a lo largo de enero han sido evaluadas alrededor de los 1.600-1.650 €/Tm., para partidas de 24 Tms. puestas en destino, lo que ha significado una situación de rollover, en comparación con las tarifas vigentes en el mes anterior. Asimismo, el valor de las transacciones de primer orden ha presentado una deriva lineal parecida, permaneciendo inalterable en un rango de 1.500-1.550 €/Tm., según ha asegurado a ‘El Confidencial Químico’ un trader que opera en nuestro mercado. Una estabilidad que no contenta a los principales clientes de este polímero, que reivindican a los proveedores que reflejen en sus tarifas los descensos sufridos por sus insumos a inicios de año. En concreto, hay que recordar que el precio referente al acrilonitrilo se ha situado en una espiral bajista considerable, con descensos continuados a lo largo de los últimos meses; mientras que, las cotizaciones de butadieno y estireno han presentado sendos descensos en enero, en línea con el abaratamiento experimentado por el barril de petróleo. Las previsiones de nuevas caídas en los valores de las citadas materias primas en febrero, podría causar una degradación de los precios que se fijen para el ABS en el citado mes. “Con el barril de Brent rondando los 30 $/Tm., esperamos que las tarifas de los productos derivados sufran importantes disminuciones en febrero, que tendrán que quedar retratadas en los contratos que se firmen en febrero para las compras de ABS”, añade la fuente.
Por su parte, las negociaciones que se desarrollan actualmente en Europa para dilucidar el valor contractual de este compuesto, podrían saldarse con una situación de rollover o una ligera degradación de 15-20 €/Tm., según exponen fuentes del sector consultadas por esta revista. Dichas fuentes sitúan el precio de este polímero en los mercados del Viejo Continente alrededor de los 2.000-2.100 €/Tm. “Un precio totalmente distorsionado por los comunicados alcistas emitidos por los fabricantes durante el cuarto trimestre del año”, según opina un distribuidor nacional.
En otro orden, la cotización correspondiente a las adquisiciones de PC –policarbonato- tampoco ha presentado cambios de relevancia a comienzos de 2016, extendiendo a enero la vigencia de los precios establecidos en diciembre. Así las cosas, las compras de camiones completos de 24 Tms. de dicho compuesto han situado su importe final en torno a 1.950-2.050 €/Tm., incluyendo en la factura los gastos derivados del transporte, según han informado fuentes del sector a esta revista.
Las mismas fuentes no contemplan que la parada programada por Sabic en sus instalaciones de policarbonato sitas en Cartagena (Murcia), donde cuenta con una capacidad total de 300.000 toneladas métricas anuales para la producción de este polímero, pueda afectar al precio del mismo, ya que este fabricante “planificó con anterioridad la demanda de producción en función de sus pedidos, de manera que se incrementó la fabricación de la planta Lexan II”, explica la fuente.