La compañía Repsol avanza en la ejecución de las obras centradas en la construcción de un nuevo centro de producción de PEBDL –polietileno de baja densidad lineal- metaloceno, dando un nuevo paso con el inicio de la segunda fase del proyecto, según han informado fuentes de la empresa en un comunicado.

Dichas fuentes explican que, “durante el primer trimestre de 2016, Repsol llevará a cabo los trabajos de construcción y finalización de su nueva planta de metalocenos en su sitio de Tarragona. Durante el segundo trimestre de 2016, prevé poner en marcha la planta e iniciar la producción y comercialización de este nuevo producto para la química de Repsol”.

Los trabajos que llevará a cabo la petroquímica española conllevará el cierre temporal de la planta de polietileno de alta densidad –PEAD- sita en Tarragona, a fin de facilitar la intervención planificada en el complejo y “ejecutar así todas las actividades relacionadas con este proyecto de forma segura y eficiente”, señalan las fuentes.

“Será la primera unidad que produce este material fuera de los Estados Unidos con la innovadora tecnología de Chevron Phillips Chemical, gracias al acuerdo de licencia tecnológica alcanzado entre Repsol y esta compañía en 2014”, añade la fuente.

El polietileno lineal de baja densidad metalocénico –mPELBD- posee unas características muy atractivas cuando es transformado en film, como son, su transparencia y su alto brillo. Se emplea, principalmente, para envases y embalajes por sus propiedades de resistencia al rasgado y a la punción. El polietileno lineal de baja densidad metalocénico complementa la amplia gama de productos que ofrece Repsol, sumándose al polietileno de baja y alta densidad, EVA y EBA y polipropileno.

Con esta nueva inversión, Repsol refuerza su compromiso con sus clientes ofreciendo productos diferenciados, que aportan un alto valor añadido, apoyando al mismo tiempo a sus clientes en construir fortalezas para mejorar su competitividad.